Museo del Barro

Modelando una tradición

Publicado el: 27 de Agosto, 2016

Ubicado a pocos kilómetros de la ciudad de Toluca, Metepec se erige como un pueblo orgullosamente alfarero. Desde la época prehispánica, los matlatzincas, antiguos habitantes de esta zona, se destacaron por la elaboración de utensilios y enseres a base de barro, una tradición que pervive hasta nuestros días.
Si bien en los talleres familiares y mercados de Metepec se pueden encontrar diversas artesanías de vidrio soplado, de madera y de talavera, así como papel picado y cestería, la pieza por la que este municipio es reconocido y admirado es el árbol de la vida.

IMG_4479

Existen diversas versiones sobre su origen. Algunos afirman que a principios del siglo XX, un artesano llamado Timoteo González modeló el primer árbol de la vida, inspirado en algunos pasajes de la Biblia, de ahí la inclusión de las figuras de Adán y Eva, y el concepto de la creación, según la religión católica. Otros consideran que Puebla es verdaderamente la cuna de esta artesanía y que posteriormente fue adoptada por los habitantes del Estado de México. Lo cierto es que se trata de una creación colectiva y popular, resultado de la participación creativa de muchos artesanos. Cada uno de ellos, a lo largo de los años, ha sumado elementos a esta pieza, convirtiéndose en una aportación iconográfica al arte popular mexicano.

Tal es la importancia del árbol de la vida y la alfarería en general en Metepec que, en 2012, la anteriormente Casa de Cultura reabrió sus puertas, pero ahora como Museo del Barro. Este espacio es único en su tipo, pues tiene como fin mostrar, preservar y difundir las obras realizadas por los maestros artesanos de la localidad, pero también los procesos de producción, técnicas e historia de esta antigua tradición. Por supuesto, la principal colección que alberga este museo es de árboles de la vida, que ocupan un lugar exclusivo en la Sala de Colección Permanente, en donde el visitante podrá conocer más sobre la historia de esta artesanía, las diversas técnicas y su proceso de elaboración. Sin embargo, los protagonistas de esta sala so los árboles ganadores del Concurso Nacional de Alfarería Árbol de la Vida, que se realiza anualmente. Justamente con motivo de este certamen, se decidió abrir un espacio museístico en donde se pudieran conservar las obras premiadas, así como establecer un lugar dedicado a la exhibición de las artesanías locales, en donde tanto los creadores de estas piezas, como visitantes pudieran admirarlas y conocer más acerca de su producción y tradición.

Combined

Pero como las manos artesanas de Metepec también han incursionado en otro tipo de artesanías, en el museo se puede conocer el acervo de vasijas, cazuelas, silbatos, jarrones, floreros, máscaras y demás objetos que confirman porqué esta localidad es reconocida nacional e internacionalmente como cuna de grandes maestros en el arte de modelar el barro. Lo interesante de estas piezas es que conservan la historia de un oficio que se ha reiventado con el paso de los años, ya no solo son objetos utilitarios, sino veraderas obras de arte que en sus acabados, diseños, colores y materiales muestran el ingenio conceptual y manual de las más de 200 familias alfareras de esta ciudad.

Como resultado de esta tradición familiar, transmitida de generación en generación, el Museo del Barro ostentan en su sala principal un mural de alto relieve hecho, por supuesto, de barro y con motivos alusivos a la cultura e historia de Metepec. Esta pieza, de 30 metros cuadrados, es especial, pues fue realizada por 82 niños, muchos de ellos, hijos de alfareros. El museo, en su función didáctica y pedagógica, vio la importancia de preservar el oficio a través de los más chicos, pues son ellos quienes después se encargarán de continuar la tradición.

Con ello, el Museo del Barro es hoy un punto de referencia obligado para la consulta del tema sobre la alfarería de este municipio y del país. Su función de resguardar, preservar, difundir y promover las artesanías locales, no solo reposa en la exhibición y cuidado de las mismas, sino en la interacción didáctica entre los creadores, los visitantes y las piezas, colocando a Metepec en la cima de la producción de la alfarería mexicana.

foto mural

El Museo del Barro. Avenida Estado de México #10, en el Barrio de Santiaguito Metepec, Estado de México. Abierto de martes a domingo, 10:00-18:00 horas.

x

Login / Registro

Necesitas estar loggeado para realizar alguna compra.

Si no tienes cuenta, regístrate.


Crear cuenta

¿Olvidaste tu contraseña?

x