Evita Muñoz “Chachita”

La primera estrella infantil del cine mexicano

Cine

Texto de Hugo Lara Chávez

Publicado el: 27 de Agosto, 2016

Con su natural distintivo de ternura y gracia, los niños han tenido una presencia constante en la historia del cine mexicano. Dentro de una lista larga de nombres aparecen figuras clave como “Poncianito”, “Chachita”, “la Tucita” o Juliancito Bravo. Varios de ellos, a pesar de haber sido auténticas estrellas a una tierna edad, tuvieron un paso efímero por el celuloide, aunque hay casos excepcionales donde el éxito fue, incluso, mayor en la adultez, como Evita Muñoz “Chachita”, nacida en 1936, en Orizaba, Veracruz. Fue de las pocas figuras infantiles que logró cruzar con éxito la adolescencia y la adultez para hacer una larga carrera en cine, teatro y televisión. Dotada de una bis cómica natural, a los cinco años apareció por primera vez en la pantalla grande con El secreto del sacerdote (1941), al lado de Arturo de Córdova y Pedro Armendáriz y dirigida por Joselito Rodríguez.

Chachita

Más tarde intervino en los filmes taquilleros ¡Qué lindo es Michoacán! (1943) con Tito Guízar y Gloria Marín, y ¡Ay Jalisco… no te rajes! (1941) con Jorge Negrete. Su graciosa personalidad le permitió obtener papeles protagónicos y convertirse en la primera estrella infantil del cine mexicano con Morenita clara (1943), La pequeña madrecita (1944), La hija del payaso (1946), ¡Qué verde era mi padre!, Chachita la de Triana (1947) y Yo vendo unos ojos negros (1948).
Ya en su adolescencia obtuvo otros papeles que la inmortalizaron como en la trilogía urbana Nosotros los pobres (1948), Ustedes los ricos (1948) y Pepe El Toro (1952), al lado del ídolo Pedro Infante.

Nosotros_Pobres050

x

Login / Registro

Necesitas estar loggeado para realizar alguna compra.

Si no tienes cuenta, regístrate.


Crear cuenta

¿Olvidaste tu contraseña?

x